Designer's Choice 15% OFF

Cuando se pierde la emoción y olvidamos la novedad, cuando el camino parece infinito y los obstáculos se mantienen firmes; es ahí cuando cada esfuerzo cuenta.

Hace muchos años en la Antigua Asia, el río del Cielo y el río de la Tierra se dividían por lo que se conocía como el Portal del Dragón. Para cruzar, era necesario nadar contracorriente y subir una gran cascada. Especies de todo tipo nadaban por estos ríos, siendo el pez koi el único dispuesto a intentar cruzar de un lado a otro una y otra vez. Tras años de esfuerzo guiado por su determinación, un solo pez koi logró llegar a la cima. Al ser reconocido por los dioses, se convirtió en un gran dragón dorado.

Gracias a su impulso y perseverancia, el pez koi representa fuerza, determinación, valor y transformación.

La dedicación y el conocimiento adquirido son fruto de una transformación instruida por la persistencia. Toda la simbología detrás del pez koi, se traduce en sabiduría. El sabio conoce el desvelo que implica cumplir una meta y la certeza de conseguirla a partir del esfuerzo.

Artículo anterior